Telescopio Galileo

El telescopio presentado por Galileo Galilei el 25/8/1609, fue un instrumento de refracción de 1,27 metros de largo, con una lente convexa delante y otra lente ocular cóncava y permitió al físico italiano convertirse en el padre de la astronomía moderna. Gracias a ese mecanismo, galileo vio que el sol, pensado hasta en aquel momento insignia de perfección, poseía manchas. El científico cometió observaciones directas de la estrella, aprovechando cuando las nubes se interponían al disco solar, o en las madrugadas y ocasos, cuando la energía luminosa era más tolerable, una experiencia que le dejó completamente ciego al final de su vida.

Telescopio GalileoLa luna tampoco era perfecta. Galileo vio lo que supuso montes cráteres, evidencias de que el satélite natura, al tanto que nuestro mundo, era un objeto rocoso y repleto de irregularidades en su superficie y no una esfera total formada de éter, como se sostenía en aquel momento. esas investigaciones colocaron entredicho las tesis aristotélicas tradicionales sobre la magnificencia del mundo celeste, que residía en la completa esfericidad de los astros.

El científico nacido en pisa también vislumbró que Saturno poseía unos apéndices insólitos, que refirió como parejos a dos asas esos “apéndices” intrigaron a los astrónomos durante medio siglo hasta 1659 , cuando el matemático, físico y astrónomo holandés Christiaan Huygens utilizó telescopios más eficaces para desvendar el incógnito sobre la inestable morfología del segundo mayor planeta del sistema solar: esas asas eran en esencia sus anillos.