Fenómenos impactantes

Este 28 de noviembre seréis testigos de no uno, sino de dos fenómenos astronómicos impactantes.

Mercurio iluminado

El planeta Mercurio alcanza la mayor elongación oriental de 23.3 grados del Sol. Por eso, este es el mejor momento para ver Mercurio. Estará en su punto más alto sobre el horizonte. Esto quiere decir que en el cielo nocturno se podrá ver el planeta como si fuera el sol. El amanecer será el mejor momento para verlo pero durante la noche también se podrá observar el planeta.

Además, la fase de la Luna será creciente por lo que el planeta se verá todavía más iluminado. Si la Luna estuviese en fase de Luna llena no habría sido casi posible la vista de este fenómeno.

Conjunción de Venus, Júpiter y Saturno

Conjunción de Venus, Júpiter y Saturno

Cuando dos o más planetas se encuentran aparentemente en el mismo ángulo o longitud de arco medido sobre el horizonte (azimut), se dice que los planetas están en conjunción. En noviembre Venus tendrá a su alrededor a dos de los planetas más imponentes del Sistema Solar.

Júpiter y Saturno, los dos planetas en conjunción externa, se juntan con Venus, un planeta de conjunción interna. Al juntarse los tres planetas en el mismo ángulo sobre el horizonte se crea una conjunción única. Mezcla de una interna y otra externa.

Por lo demás, Venus estará cerca de la Luna. El satélite estará en la fase creciente por lo que hará más visible estos fenómenos impactantes.