El Telescopio Espacial Spitzer

El Telescopio Espacial Spitzer (previamente llamado SIRTF, por sus siglas en Inglés, o La Instalación del Telescopio Espacial Infrarrojo) es un observatorio cósmico infrarrojo enfriado criogénicamente, capacitado para examinar objetos que van a partir nuestro Sistema Solar hasta las regiones más distantes del Cosmos. Spitzer es el dispositivo final del Proyecto de Grandes Observatorios de la NASA, y una fragmento clave desde el punto de vista científico y técnico del Proyecto para la Búsqueda Astronómica de los Orígenes. El telescopio espacial Spitzer tiene 0.85 metros con tres instrumentos científicos enfriados criogénicamente, capaces de recoger retratos y espectros de 3 a 180 micras. Con su gran sensibilidad, su conjunto de detectores de gran dimensión, su alta capacidad observacional y su larga vida criogénica, Spitzer ofrece una posibilidad de estudio observacional fuera de precedentes. El observatorio fue arrojado en Agosto del 2003 y las estimaciones actuales sugieren una existencia de unos 5 años.