Constelaciones    >ir a zodiaco   >ir a las demás constelaciones

Las constelaciones son semejantes a la  geografía de los países, están limitados por unos limites y corresponden al país todas las poblaciones que se encuentren dentro, tanto si están en la red principal de carreteras como si no. Son fronteras que no siempre corresponden a circunstancias naturales sino a cánones puramente políticos y artificiales.

Muchas de las constelaciones simbolizan animales y seres mitológicos, como héroes y quimeras, porque sus inicios están en la arcaica Mesopotamia y en Grecia. hoy en día hay 88 constelaciones entre los dos hemisferios, pero en otros tiempos había un número diferente. Los antiguos chinos, por ejemplo, tenían unas 300.

Constelación

Cómo orientarse

Con el instrumental claramente automatizado que poseemos hoy en día puede considerar anacrónico aludir a las constelaciones como se hacía siglos atrás a nuestra era, pero no es así. En primer lugar porque la subdivisión de la bóveda celeste en constelaciones permite una orientación rápida, aunque sea próxima. Por ejemplo, decir que una estrella determinada se encuentra en la Osa Menor es como decir que la localidad de Busturia se halla en la provincia de Vizcaya, inmediatamente se sabe dónde hallarla. En segundo lugar porque sin formas de referencia fáciles de reconocer, la bóveda estrellada se reduciría a un rompecabezas o a un crucigrama en el que solamente se podría usar una red de coordenadas para identificar puntos.

constelacion estrellas

Las estrellas

En el estudio del cosmos constan maneras que permiten determinar cualquier estrella, por sutil que sea, para lo cual hay procedimientos de nomenclaturas oficializados por la Unión Astronómica Internacional. Varios vienen de siglos atrás, pero otros son modernos. En su defecto, o en el caso de que no se conozca la denominación, un astro puede identificarse meramente poniendo las coordenadas y la fecha. Las estrellas principales de cada constelación tienen nombres propios, la mayoría otorgados por los astrónomos árabes del medievo, como Altair, Betelgeuse, Aldebarán, etc.

Pero  no era suficiente, y Johann Bayer propuso identificarlas por orden de intensidad luminosa mediante las letras minúsculas del alfabeto griego. Así, tenemos que la estrella Alfa de una determinada constelación es la más brillante, y le sigue la Beta, etc. en total son 24, cifra que pronto se vio que tampoco era suficiente. Por eso John Flamsteed, primer director del Observatorio de Greenwich, propuso utilizar simultáneamente una numeración latina, de modo que la principal estrella de una constelación puede designarse independientemente con su nombre propio (Antares), con su letra griega (a del Escorpión) o con su número (1 del Escorpión). Una estrella famosa por su número es 51 del Pegaso porque fue la primera en la que se identificó un planeta extrasolar. De todo eso se deduce que es muy importante que el aficionado a la astronomía principiante se familiarice con las letras del alfabeto griego porque va a tener que usarlas a menudo.

Las constelaciones

Para evitar inconvenientes lingüísticos, la Unión Astronómica Internacional instituyo que los nombres de las constelaciones y otras nomenclaturas deben darse siempre en latín; ni siquiera en inglés, que es el idioma oficial de la astronomía. Para los nombres de las constelaciones se utilizan el nominativo y el genitivo de las declinaciones latinas. De este modo, el nominativo da el nombre y el genitivo señala la ubicación.

Hoy en día, los astrónomos profesionales indican sus coordenadas celestes, de la misma forma que cualquier punto en la Tierra puede indicarse mediante la latitud y la longitud terrestres. Aun así, son de gran utilidad para guiarse por el cielo, y los astrónomos aficionados las usan continuamente para situarse en él. Las constelaciones son agrupaciones arbitrarias de estrellas, sin ningún vínculo físico. Dentro de una misma constelación dos estrellas, que aparentemente se ven una al lado de otra.

constelaciones

Pueden estar realmente muy separadas y verse juntas por efecto de perspectiva. Las constelaciones del zodíaco son las doce constelaciones más famosas: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Desde la antigüedad, los astrónomos observaron que el Sol, la Luna y los planetas no se mueven de cualquier manera por el firmamento, sino que atraviesan siempre una misma franja. Esta franja fue dividida debido a la traslación de la Tierra alrededor del Sol, cada día se puede ver el mismo firmamento cuatro minutos antes que el día anterior. De esta manera, a lo largo de los días, parece que el cielo se desliza de este a oeste, y a lo largo de un año las constelaciones recorren todo el cielo. Debe tenerse en cuenta que el cielo se mueve en bloque. Las distancias aparentes entre las estrellas y las figuras de las constelaciones también se mueven entre sí, pero lo hacen tan lentamente que a lo largo de nuestras vidas es imposible darse cuenta. Hacen falta miles de años para ver cambiar las formas de las constelaciones.

triangulo de verano

El cielo en el verano boreal

En el hemisferio norte, la Vía Láctea cruza el cielo. En lo más alto del cielo destaca el llamado triángulo de verano. Formado por tres de las estrellas más brillantes que pertenecen a tres constelaciones distintas: Vega, de la constelación de Lira; Deneb, de la constelación del Cisne; y Altair, de la constelación de Águila. Sobre el horizonte sur destacan tres grandes constelaciones del zodiaco: Escorpión, Sagitario y Capricornio.

>ir a zodiaco

 >ir a las demás constelaciones