Agujero de gusano

Un agujero de gusano (wormhole) es un túnel en el hiperespacio que conecta dos puntos en el universo (el hiperespacio es un espacio plano hipotético con más de tres dimensiones espaciales, en el que está contenido el espacio curvo de nuestro universo). El wormhole tiene dos entradas llamadas «bocas».

Las bocas están conectadas por un túnel a través del hiperespacio que puede ser muy corto (digamos unos pocos kilómetros de largo). Las bocas de un agujero de gusano se parecen al horizonte de sucesos de un agujero negro de Schwarzs-child, con una diferencia importante: el horizonte de sucesos de un agujero negro es, si despreciamos los efectos cuánticos, una superficie de una sola vía; cualquier cosa puede entrar en el agujero, sin embargo nada puede escapar. Por el contrario, las bocas de un wormhole son superficies que pueden ser cruzadas en ambas direcciones, hacia adentro del agujero de gusano y de regreso hacia el “universo externo” (nuestro universo).

agujero de gusano

«Descubrimiento»

Los wormholes fueron descubiertos matemáticamente como una solución a las ecuaciones de campo de Einstein en 1935, en un artículo de Albert Einstein y Nathan Rosen publicado en la revista Physical Review, en el que trataban de hallar una conexión (un puente) entre los agujeros negros y los agujeros blancos. John Archibald Wheeler junto con su equipo de investigación los estudiaron profundamente en los años 50 y desde 1985 son el objeto de estudio de numerosos científicos alrededor del mundo, tales como Kip S. Thorne, Mike Morris, Don Page y otros.

Supongamos que queremos viajar desde la Tierra hasta algún lugar muy cercano a la estrella Betelgeu se ubicada a 424 años luz de nosotros. Si el viaje se lo realiza a través del “universo externo” (a través de nuestro uni-verso), tomaría 424 años viajando a la velocidad de la luz o a una velocidad próxima a la misma. Sin embargo, el viaje sería muy corto si se lo realizara a través de un túnel en el hiperespacio conectando la Tierra con Betel-geuse (es decir un wormhole). Si nosotros entráramos a través de la boca del wormhole cercana a la Tierra, nos encontraríamos con un túnel. Viajando tan sólo unos pocos kilómetros a lo largo de éste, alcanzaríamos la otra boca y emergeríamos cerca de Betelgeuse como se ilustra en la figura que sigue a continuación.

doblar

En este diagrama, el espacio de nuestro universo es representado en dos dimensiones y las bocas del wormhole son círculos. Sin embargo, en nuestro universo tridimensional las bocas tendrían en realidad forma esférica.